17 marzo 2013

El camaleón como mascota

El camaleón tiene su origen en el continente africano, aunque también podemos encontrarlo en Asia y en las costas de Andalucía (España).
Algunas de las especies más comunes en las tiendas de animales de este animal son: el camaleón de Yemen (Calyptratus), el camaleón Pantera (Pardalis) y el camaleón de Jackson.
Tener un camaleón como mascota es una decisión que no se debe tomar a la ligera. Son animales que requieren muchos y muy específicos cuidados 


Rasgos a tener en cuenta para poseer un camaleón 

  • Tiempo: es fundamental disponer del tiempo que necesita un camaleón diariamente para su cuidado.
  • Es un reptil: y por tanto no se va a comportar como un perro o un gato a los que se está acostumbrado.
  • Tamaño: varía en función de la raza. Hay ejemplares que no superan los 30cm y otros están por encima de los 80cm.  
  • Tener más de uno: los camaleones son animales territoriales, por lo que no podrás tener dos machos juntos. Aunque sí un macho y una o dos hembras.
  • Dinero: es una mascota que conlleva un considerable coste de manutención.
  • Información: a grandes rasgos cualquiera sabe las necesidades básicas de un perro o un pez. Pero los reptiles son un mundo aparte y se debe estar completamente informado de todo, sobretodo de la alimentación: no se les puede dar cualquier cosa y menos a un camaleón, que requieren presas vivas.
  • Alimento: a diferencia de otros reptiles, los camaleones necesitan alimento vivo.
  • Manejo: hay que saber cómo actúa y reacciona un camaleón, además de la forma correcta de tratar con ellos. Son animales territoriales y algo agresivos.


Y si, sabiendo todo lo anterior, estás decidido en adquirir un camaleón. Aquí tienes toda la información que necesitas sobre sus cuidados básicos.


Alojamiento
Lo más importante al querer un camaleón es el tener la certeza de disponer del espacio que necesita.

Las características más importantes del terrario:
  • Debe ser grande (consultar tamaño mínimo).*
  • Nunca de cristal, ha de ser de malla de alambre.
  • Siempre debe ser vertical.*
Lo recomendable es adquirir un terrario grande y espacioso desde un principio, en vistas al ritmo de crecimiento del camaleón (dependiendo de la especie). Las cuatro paredes o, como mínimo, tres de ellas deben ser de malla de alambre (preferiblemente recubierta de vinilo). Jamás se debe tener a un camaleón en un terrario de cristal, ya que sufren problemas respiratorios por la falta de ventilación, además de ansiedad.

La jaula debe estar en un lugar tranquilo de la casa, cerca de una ventana pero resguardada de corrientes de aire frío. Siempre con una adecuada ventilación para que no se generen hongos o bacterias que podrían hacer enfermar al camaleón.

Son imprescindibles: troncos o ramas gruesas de diferentes tamaños, donde pueda apoyarse y trepar; y plantas de follaje denso (a ser posible naturales*), donde ocultarse.


Para el calor bastará con unas bombillas especiales de las que hablaremos en el apartado de "Iluminación". NUNCA deben usarse rocas calefactoras, porque producen quemaduras al camaleón; ni mantas térmicas, les resultan inútiles ya que raramente van por el suelo.

Respecto al tema del agua, los camaleones se alimentan de gotas que deja el rocío por la mañana o por la lluvia. Por tanto, necesitará un sistema de goteo. Puede ser algo tan simple como una botella sobre la jaula, que tenga un pequeño agujero que vaya goteando poco a poco sobre una hoja. Nada de bebederos o fuentes dado que no las usarían y podrían morir deshidratados, además de ser una molesta fuente de bacterias.

Y, por último, la humedad. Si el terrario es grande se recomienda poner un humidificador. En caso contrario, basta con usar un humidificador de spray cada cierto tiempo.

Es totalmente imprescindible que dentro del terrario haya un termómetro y un hidrómetro, para medir la temperatura y la humedad, respectivamente. La temperatura y la humedad dependen de la especie de camaleón:

  • Camaleón Calyptratus: Temperatura de 26º-35º. Humedad de 50%.
  •  Camaleón Pantera: Temperatura de 24º-35º. Humedad de 60-85%. 
  • Camaleón de Jackson: Temperatura de 21º-29º. Humedad de 50-80%.


*Jamás rectangular (con más anchura que altura: esos son para reptiles de hábitats desérticos).

*El tamaño mínimo suele ser el doble del ancho que cuerpo del camaleón x tres veces el largo x cuatro veces el alto.

* Los camaleones Calyptratus pueden llegar a probar las hojas, por tanto hay que tener cuidado de que las plantas elegidas no sean tóxicas para ellos.


Iluminación
El camaleón necesita que en su terrario existan bombillas que se adapten a sus necesidades y le proporcionen la estimulación que necesita.

La siguiente combinación es la ideal para su salud y para el buen funcionamiento de su metabolismo.

  • Durante el día: necesitas dos tubos "Repti Glo", uno de 5.0 y otro de 2.0 con un porta-tubos y una bombilla "Sun Glo. Neodymium Daylight".
  • Durante la noche: bombilla de cerámica "Heat Wave Lamp".
La potencia de las bombillas dependerá del tamaño del terrario.
Hay que tener en cuenta que las bombillas siempre deben estar en el techo del terrario y fuera del alcance del camaleón, para que no se queme. Además, es recomendable que se coloquen ramas y troncos a una distancia prudente, desde la cual pueda recibir un calor adecuado.


Sustrato

El sustrato no debe estar compuesto por pequeños materiales debido a que estos pueden resultar ingeridos por el camaleón. Las dos mejores opciones existentes son:
  • Sustrato orgánico: sirve para sujetar las plantas que servirán al camaleón para trepar. Además de mantener la humedad del ambiente. Es lo más recomendable.
  •  Papel de periódico: teniendo en cuenta que los camaleones apenas están en el suelo, y que la jaula debe tener una adecuada higiene, es muy práctico usar este material, además de ser una opción cómoda y económica. Sin embargo, no resulta estético.


Alimentación
Debe serle suministrada una amplia variedad de insectos. En general, la parte principal de la dieta está compuesta por grillos, pero se puede complementar con tenebrios, zophobas, saltamontes, gusanos de seda, moscas, cucarachas, etc. Todos los insectos deben ser de criadero para evitar restos de pesticidas que puedan intoxicar al camaleón.

Lo insectos, en su mayoría, tienen una mala relación entre calcio y fósforo, por lo que se recomienda prealimentarlos con frutas carnosas y verduras de hoja desde dos días antes de ofrecerlos al camaleón. Una o dos veces por semana se recomienda espolvorear sobre la comida un suplemento de calcio y vitaminas especial para reptiles.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Visítalo! » Blog Literario

¡Recomiéndame!
Si quieres recibir todas las novedades directamente en tu e-mail, subscríbete:

RECOMIENDO ♥

¡ADOPTA!

¡ADOPTA!

¡Síguenos en Google+!

¡Colabora con Mika!

Enlaza mi blog

Para enlazarme solamente tendrás que copiar el texto y agregarlo en tu blog como un nuevo gadget HTML/Javascript. Gracias :)

La Gata Sabionda

Cartelitos