23 abril 2013

Cómo saber si una gata está embarazada

Resulta muy fácil saber cuándo una gata está embarazada, sin embargo, siempre es recomendable acudir a una clínica veterinaria en la que puedan confirmar el embarazo de la gata y, además, estimar cuántos gatitos trae y el estado de los mismos.

A las tres o cuatro semanas se empieza a notar una leve hinchazón del vientre y un desarrollo en las glándulas mamarias de la gata, donde se aprecia sobretodo una coloración rosácea en los pezones, además el pelo del vientre empieza a caerse. En este momento, el veterinario podría diagnosticar el embarazo mediante palpación abdominal. Pero es difícil, incluso para uno experimentado, confirmar con exactitud cuántos gatitos hay.

A las seis semanas, se pueden auscultar los latidos cardíacos de las crías, además de poder realizar diagnósticos por ultrasonidos y radiología. Aunque ésta última técnica sólo es recomendable en la última semana de la gestación para poder verificar el estado, tamaño, número y posición de los fetos y la posibilidad de alguna dificultad en el parto.


En ésta última semana, las mamas de la gata pasan a ser funcionales, es decir, ya tienen leche.

Durante el embarazo, las gatas experimentan cambios en su comportamientos, pudiendo mostrarse más dóciles y mimosas o más ariscas y reacias a las caricias, dependiendo de cada caso. Además, unos días antes del parto, la gata estará más nerviosa que de costumbre, comenzará a buscar un lugar para el alumbramiento, preferiblemente detrás de armarios, debajo de la cama, normalmente sitios tranquilos, apartados y donde se sientan seguras. En muchas ocasiones, suelen elegir sitios cerca de su dueño, como por ejemplo al pie de la cama donde duerme.

Después de 60-63 días se producirá el parto, aunque en ocasiones puede prolongarse hasta los 70-72 días.

Es importante preguntar al veterinario sobre la mejor alimentación para la gata embarazada (cuyo apetito suele aumentar, sobre todo en la fase de lactancia), y hay que procurarle un ambiente tranquilo, sin estresarla, teniendo cuidado al cogerla y no manipularla con movimientos bruscos o rudos.

Puedes informarte sobre cómo avanza la gestación de la gata en esta entrada: "La Gata Embarazada"

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Visítalo! » Blog Literario

¡Recomiéndame!
Si quieres recibir todas las novedades directamente en tu e-mail, subscríbete:

RECOMIENDO ♥

¡ADOPTA!

¡ADOPTA!

¡Síguenos en Google+!

¡Colabora con Mika!

Enlaza mi blog

Para enlazarme solamente tendrás que copiar el texto y agregarlo en tu blog como un nuevo gadget HTML/Javascript. Gracias :)

La Gata Sabionda

Cartelitos